Olé Directo #98: Wymarzony debiut